Alimentos Kilómetro Cero

Kilómetro cero: por qué es tan importante elegir alimentos de proximidad

Los alimentos de kilómetro O se produce lo más cerca posible de la mesa donde se consume: dejan una menor huella ecológica, apoyan la economía local.

Alimentos kilómetro cero: ¿qué significa? 

Se consideran alimentos de cercanías a los producidos a menos de 100 kilómetros del lugar de venta. También se denominan productos kilómetro 0, poniendo el acento en que, a menor trayecto recorrido, menos cantidad de CO2 se emitirá a la atmósfera.

Apoyo a pequeños emprendedores  

Es una forma también de salir del control y el monopolio de las grandes empresas. Adquiriendo productos locales ayudamos a la creación de pequeñas empresas y puestos de trabajo en nuestra zona geográfica. Así se fomenta que haya una mayor variedad de empresas, de productos y servicios.

Precios más justos

La demanda de productos y servicios locales repercute en un precio más competitivo y en productos de mejor calidad. Puesto que hay un ahorro en los costes de transporte, y de la gestión que realizan los intermediarios.

Apoyo a lo local

Yo compro en Mercados Municipales  y Comercios Locales porque durante la Covid-19, han estado apoyando a los mayores de sus barrios.

Ahora nos toca a nosotros  apoyarlos en la reactivación de la economía.

Día Internacional de la Madre Tierra 2021

El 22 de Abril se celebra el Día Internacional de la Tierra con el fin de generar conciencia acerca del cuidado de nuestro planeta. El tema para 2021 es Restaurar nuestra Tierra.

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas.  Ahora nos enfrentamos al COVID-19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistemas.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas) .

De acuerdo con el PNUMA  (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% proviene de animales. Estos muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva.

Recordemos hoy más que nunca en este Día Internacional de la Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos la armonía con la naturaleza y la Tierra.

¡Únete al movimiento mundial para restaurar la madre Tierra!       

Campaña de Navidad 2020: asumamos nuestra responsabilidad hacia los demás

¡Feliz Navidad y Feliz 2021!

Vivimos momentos muy especiales. La pandemia nos está obligando a repensar nuestro modo de vida. Tenemos que viajar menos, reunirnos menos, abrazarnos menos… Algunas cosas no son fáciles, pero tenemos que hacerlas para que la pandemia no nos venza. Queremos que gane la solidaridad y el respeto hacia todos, especialmente hacia los mayores y los más vulnerables. Por eso, proponemos unos actos fáciles y ecológicos para con aquellas personas con las que no nos debemos reunir:

  1. Regalar algo sencillo para que nos tengan presentes en estas fiestas. Puede ser un dibujo, una postal, o una carta cariñosa. También podemos regalar algo personal que ya tengamos. Recordemos que lo más ecológico es comprar lo menos posible y que sean compras de productos cercanos y respetuosos con el medioambiente.
  2. Regalar tiempo, especialmente a los que estén más solos y a las personas mayores: Hacer una vídeollamada o una llamada normal, para saber cómo están y para que nos cuenten algo de sus vidas. Nuestros abuelos pueden contarnos cosas de su niñez que evocarán una vida sin tantas comodidades, pero más sostenible.

Esta Navidad es tiempo para reflexionar. Ya que no podemos ir a todas las reuniones y fiestas que nos gustaría, podemos dedicar un momento a pensar que la pandemia es también fruto de todas esas «fiestas» del despilfarro de las que ha disfrutado la Humanidad. La destrucción de ecosistemas y la quema de combustibles fósiles son causa directa de la pandemia y de la crisis ambiental. Lo dice la ciencia. Si creemos a los científicos cuando vamos al médico, también deberíamos seguir sus consejos en esto.

En estas fiestas, apelamos a la responsabilidad de todos para respetar el medioambiente y para que la pandemia no se extienda. Recuerda que hay personas que van a estar solas en estas fechas para que la COVID-19 no gane la partida.

Si te gusta nuestra campaña relee las campañas de años pasados y ayúdanos a difundir. ¡Gracias!

♥ ENLACES RECOMENDADOS:

Alimentos que Contienen Calcio

Alimentos que contienen calcio.

Llega el otoño y os pasamos una tabla de alimentos de temporada con fuente de calcio.

Consume frutas, verduras y hortalizas; tus huesos te lo agradecerán.

Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico 2020

El 3 de julio se celebra Día Internacional Libre de Bolsas de Plásticos,  con un objetivo claro: reducir las bolsas de plásticos de un solo uso y fomentar su consumo responsable. En el día a día, las bolsas de plásticos se han convertido en uno de los objetos más cotidianos y también uno de los más perjudiciales para el medio ambiente.

¿Por qué son tan dañinas las bolsas de plásticos?

Las bolsas de plástico tardan más de 500 años en descomponerse. Se estima que cada persona gasta una media de unas 230 bolsas de plástico al año, lo que representa más de 500 billones de bolsas de plásticos en el mundo. Al no ser reciclables, las bolsas quedan en el planeta perjudicando a todos los que aquí vivimos, todos los seres vivos del planeta.

A los océanos llegan cerca de 12 millones de toneladas de plásticos cada año. Estos residuos suponen una grave amenaza para los océanos y las especies marinas. Uno de cada seis peces que se venden en las pescaderías contiene microplásticos en sus estómagos. El plásticos ya ha entrado en la cadena trófica.

Un esfuerzo conjunto

Dejar el planeta libre de bolsas de plásticos requiere la implicación de todos los sectores de la sociedad, desde los gobiernos hasta el consumidor final. Realmente merece la pena intentarlo porque todo el planeta saldrá beneficiado, se evitará la contaminación de mares y océanos, la pérdida de recursos naturales y la desaparición de ecosistemas muy valiosos.

Qué puedes hacer para reducir las bolsas de plástico

Tu implicación es fundamental, igual que la de todos. Para ello te damos algunas ideas que te pueden servir a la hora de terminar con las bolsas de un solo uso. Muchas veces no nos damos cuenta de la cantidad de bolsas de plástico que consumimos cuando vamos a la compra. Piensa que esta es solo una opción para transportar las compras y que hay alternativas mucho más limpias y respetuosas con el planeta.

 

 

Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía 2020

17 de junio Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía, con el tema de 2020 «Alimentos, Forrajes, Fibras«.

Cuando la Tierra nos pide ayuda

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas. Este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes. La desertificación se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del planeta, a la sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra. La pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo y las malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo.

Cada 17 de junio celebramos el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar acerca de las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos. Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles.

La materia requiere una importante atención aún más especial en estos tiempos, considerando la situación de COVID-19. Acciones basadas en la compresión clara de los derechos, recompensas y responsabilidades en la gestión de la tierra puede ayudar a abordar las consecuencias de COVID-19 al abordar uno de los principales factores ambientales de los brotes emergentes de enfermedades infecciosas como es la pérdida de biodiversidad. Al mismo tiempo, fortalecer la resiliencia de nuestros sistemas alimentarios e hídricos puede ayudar a reducir los efectos de la pandemia en la pobreza mundial y la inseguridad alimentaria. Hoy, el lema «Suelo sano = gente sana«, promovido por la Convención para Combatir la Desertificación, es más cierto que nunca.

«Alimentos. Forrajes. Fibras», tema de este año que enlaza nuestro consumo con la salud del suelo

Este año el Día Internacional se centra en cambiar las actividades públicas hacia la principal causa de la desertificación y la degradación de las tierras: la producción y el consumo incesantes de la humanidad.

El crecimiento demográfico, el aumento de los ingresos de la población y el incremento de la población urbana intensifican la demanda de tierra para producir alimentos, forrajes y fibras textiles. Mientras tanto, la salud y la productividad de la tierra cultivable existente están disminuyendo, un declive que se ve empeorado por el cambio climático.

Con el fin de contar con tierras productivas suficientes para satisfacer la demanda de 10.000 millones de personas en 2050, es necesario modificar nuestro estilo de vida. A través del Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, celebrado bajo el lema «Alimentos. Forrajes. Fibras», se aspira a educar a las personas sobre la manera de reducir su impacto individual.

Los alimentos, los forrajes y las fibras deben competir con la expansión de las ciudades y la industria de los combustibles. El resultado final es que la tierra se está transformando y degradando a un ritmo insostenible, lo que daña la producción, los ecosistemas y la biodiversidad.

Los alimentos, los forrajes y las fibras también están contribuyendo al cambio climático: un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra. La producción de ropa y calzado ocasiona el 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, una cifra que, según las previsiones, ascenderá 50% para 2030.

Mediante cambios en el comportamiento de los consumidores y las empresas y la adopción de una planificación más eficiente del uso de la tierra y de prácticas más sostenible, podríamos disponer de terreno suficiente para satisfacer la demanda. Todos tenemos una responsabilidad como beneficiarios del suelo.

 

Campaña de Navidad 2019: los gobernantes deben actuar por el medioambiente

¡Feliz Navidad y Feliz 2020!

Un árbol de Navidad reutilizable y reciclable, hecho con materiales simples, sostenibles, ecológicos.La Navidad debe ser la fiesta de la solidaridad, la generosidad y el respeto; hacia todo y hacia todos, incluyendo, por supuesto, la Naturaleza. La contaminación del aire, el exceso de plástico en los mares, o los incendios de la Amazonía son ejemplos de problemas globales en los que todos somos, más o menos, responsables.

Todos podemos hacer algo para aliviar o agravar los problemas ambientales. Por ejemplo, podemos reducir nuestro consumo de energía (coches, electricidad…), podemos emplear solo banca ética, podemos cambiar nuestro contrato de electricidad a una compañía de renovables, podemos dejar de consumir envases de «usar y tirar», o incluso, podemos convertirnos en veganos, o al menos, reducir mucho el consumo de productos que procedan de los animales.

Sin embargo, este año queremos centrarnos en la responsabilidad de los gobiernos, porque ellos son los que deben liderar el cambio. En cada ciudad, en cada región, en cada país, los gobernantes deben asumir el papel que les corresponde y aprobar medidas ambientales contundentes. De poco sirve que unos cuantos ciudadanos dejen de consumir envases de «usar y tirar» si la industria está produciendo millones de envases al minuto. Los únicos que pueden tomar medidas realmente decisivas son los gobiernos y por eso deben asumir su responsabilidad.

Los gobiernos deben tomar medidas importantes y explicarlas a la ciudadanía. Por supuesto, los ciudadanos tenemos que hacer nuestra parte. Además, los ciudadanos debemos hablar a nuestros vecinos, amigos y familiares del problema ambiental, para que las medidas ambientales sean cada vez más demandadas, apoyadas y comprendidas por los ciudadanos.

Las redes sociales tienen un papel cada vez más importante, tanto para la difusión de noticias y hechos como para la demostración de la opinión pública. Por eso, cada cosa que dices en las redes sociales tiene un impacto positivo o negativo en el planeta. Seamos positivos.

Si te gusta nuestra campaña, ayúdanos a difundirla. ¡Gracias!

♥ ENLACES RECOMENDADOS:

Campaña de Navidad 2018: los animales no se regalan por sorpresa

¡Feliz Navidad y Feliz 2019!

Los animales no se regalan por sorpresa

Como cada año, deseamos felices fiestas y feliz 2019 para toda la biosfera, nuestro planeta vivo. La Navidad es una fiesta en la que las palabras clave deben ser la felicidad y la solidaridad. Sin embargo, hay muchas otras palabras que nos evoca la Navidad: familia, reunión, amigos, alegría, fiesta, turrón, compartir, amor… y por supuesto, regalar. Sobre los regalos ya hablamos en nuestra Campaña de Navidad de 2016, pero este año queremos dedicar nuestra reflexión a los animales.

  1. Los animales no se regalan por sorpresa: No se debe regalar un animal sin preguntar previamente a la persona destinataria si lo va a querer y cuidar todos los días de su vida, ¡todos!
  2. Los animales tienen necesidades diarias: La persona que recibe la mascota debe comprometerse (incluso por escrito) a no abandonarlo, a informarse adecuadamente de sus cuidados (comida, entorno, salud, limpieza, paseos…). En el caso de un perro, se debe sacar a pasear varias veces al día para hacer sus necesidades. No es justo que tenga que aguantarse mucho tiempo hasta que el dueño quiera pasearlo. También es obligatorio recoger los excrementos, a ser posible evitando gastar plástico, usando papel de periódico o de publicidad.
  3. Los animales no se abandonan: El abandono de animales puede generar graves problemas ambientales (especies exóticas) y sociales (accidentes de tráfico, por ejemplo). España lidera el ranking europeo de abandono de perros, lo cual conlleva mucho sufrimiento y muchos costos económicos.
  4. Los animales no se compran: Comprar un animal supone mover la maquinaria del consumo y del mercado. Los animales no pueden ser vistos como objetos de consumo, porque esa concepción es la que conlleva el abandono de animales cuando ya no son queridos, útiles o pierden el encanto de lo novedoso. En muchas ocasiones, los criadores de perros explotan a las hembras como si fueran máquinas de criar cachorros.

Bajo el conocido lema de «No compres, adopta» se pretende resaltar que la gente que ama a los animales, no los compra, sino que los adopta gratuitamente de alguna protectora o refugio. Puede que haya que pagar algo, pero no será el «precio» del animal, sino gastos como la esterilización, sus vacunas, el chip…

Si estás conforme con nuestra campaña, ayúdanos a difundirla entre todos tus contactos. ¡Gracias!

♥ ENLACES RECOMENDADOS:

Charla Consumo Responsable y Reciclaje

Esta tarde en la sede de Aulaga, se ha iniciado un ciclo de charlas, comenzando por la de Consumo Responsable y Reciclaje, impartidas por la Unión de Consumidores de Málaga y Ecoembes.

A continuación se abrió un interesante debate entre los asistentes y los ponentes, sobre diferentes puntos de vista de los temas tratados.

Ciclo de Charlas en Aulaga

 

Durante los meses de noviembre y diciembre, Aulaga comienza un ciclo de charlas unas en nuestra sede y otras en el exterior, a las entidades y colectivos que nos lo han solicitado.

En nuestra sede los días 13 y 14 de noviembre, la primera sobre Consumo Responsable y Reciclaje y la segunda sobre Máquina de Ozono.

La entrada es libre, hasta completar aforo.